Una junta de sellado espirometálica está fabricada mediante el enrollado en espiral de una cinta o tira de metal preformada con forma de V combinado con un material de relleno. El metal proporciona la solidez y la elasticidad de la junta de sellado, mientras el material de relleno garantiza una excelente estanqueidad.

Las juntas espirometálicas pueden ser utilizadas para sellar fluidos con presiones mayores que 250 bar y desde temperaturas criogénicas hasta temperaturas elevadas a 1000ºC.

Destacado