Textiles para alta temperatura fabricados a partir de fibra de calcio/silicio que se descomponen a 200ºC. Para reforzar mecánicamente las fibras son reforzadas con fibra de vidrio o cables de acero (ICP 1100).

Las aplicaciones más comunes serían: 
  • Empaquetado y juntas a alta temperatura
  • Sellado para puertas de estufas y hornos
  • Sellado de moldes
  • Juntas de expansión
  • Aislamiento de tuberias mediante envoltura
  • Protección de cables, tubos de combustión, etc a alta temperatura