La fundas protectoras para bridas son productos dedicados a proteger a las personas y al medio ambiente contra las fugas accidentales de las bridas o dispositivos donde transportan productos agresivos, pH 0-14.

Las fundas protectoras son fáciles de instalar gracias a un sistema de fijación fácil de usar con gancho y cinta de lazo para las versiones blandas (tejidos) y los clips para las versiones metálicas.
Son capaces de soportar fluidos agresivos (pH 0 - 14) y altas temperaturas de hasta +650 ºC para versiones metálicas.